Las ONGD ante su precipicio

“No hay peor ciego que el que no quiere ver” Llegué al mundo de las ONGD por accidente, igual que un paracaidista que aterriza tras las filas enemigas empujado por una racha de viento descontrolada. Agazapado tras los arbustos, con ganas de ser útil, empecé a analizar la situación, a escuchar y en la medida de […]