El tercer sector también muere por la caja

“Las empresas mueren por la caja”. La anterior afirmación es cierta. En el mundo empresarial es la caja, la capacidad de generación de tesorería, la que determina el destino de una empresa. No importan los beneficios o los ingresos, si estos no se traducen en caja y al final, por mucho que sean los primeros, sino se consigue transformarlos en lo segundo, el estrangulamiento del negocio es sólo una cuestión de tiempo.

Y ¿en las ONG? No voy a ser yo quien diga que las ONG/Fundación y las empresas mercantiles son los mismo, porque obviamente existen diferencias – bien es cierto que cada vez más pequeñas, fundamentadas entre otras cosas por este entorno VUCA y porque sus sistemas de gestión deberían ser similares – pero en el caso que nos ocupa, las similitudes son perfectas. También una ONG muere si no es capaz de generar o atraer recursos financieros para la financiación de sus proyectos.

La situación actual es todo menos optimista. El tercer sector ha estado habituado a financiarse mayoritariamente mediante las aportaciones del sector público y en menor medida con fondos privados, siendo éstos provenientes de aportaciones individuales. Tradicionalmente, las entidades sin ánimo de lucro – asociaciones, fundaciones y ONG – no han visto a la empresa privada como proveedor de recursos financieros para sus actividades (y mucho menos como ayuda en otros aspectos), cuando a lo largo de los últimos años, la financiación pública se ha reducido drásticamente. En el ámbito de la cooperación y desarrollo – que sirve de buen ejemplo ilustrativo de este hecho- y haciendo mención al informe “Realidad de la Ayuda” de Oxfam Intermon, de marzo de 2017, la reducción de fondos públicos bilaterales entre 2008 y 2015 ha sido, en media, del 80%, alcanzando variaciones aún mayores en algunos epígrafes como la educación (reducción del 85%), comunicaciones (98%), política hídrica (97%) o infraestructuras (95%) [Consultar aquí y aquí]

El ecosistema español de las entidades que conforman el tercer sector está compuesto fundamentalmente por entidades de reducido tamaño. El informe de la Fundación Lealtad sobre la “Situación actual de las ONG en España, 2015” señala que el 82% de las instituciones tienen un presupuesto anual inferior a los 5M€ (organizaciones de tamaño micro, pequeñas y mediadas) y dentro de éstas, el 46% alcanzan un presupuesto de gasto anual inferior al millón de euros (entidades pequeñas y micro, siendo éstas últimas – presupuestos por debajo de 300 mil euros- el 22%). En estos grupos, el peso de la financiación pública es mayoritario, alcanzando un 63% en las entidades de tamaño mediano.

Si a esta radiografía le añadimos que la reducción de fondos públicos no es un factor de carácter coyuntural sino estructural, ¿cuál es realmente el futuro de las entidades del tercer sector? Es evidente que tendrán que volcar sus esfuerzos de captación de fondos en el ámbito privado, pero, ¿es realmente posible seguir financiando su actividad mediante aportaciones individuales?. ¿Hay todavía margen de crecimiento en la financiación face to face persuadiendo a los ciudadanos a pie de calle para que suscriban cuotas con carácter regular? ¿Existe todavía capacidad de captar tesorería mediante técnicas tradicionales como apadrinamientos, eventos benéficos, conciertos y rastrillos o a través de redes sociales? O por el contrario, ¿tienen estas entidades que girar la cabeza, abandonar recelos y desconfianzas y empezar a mirar a la empresa privada y más concretamente a sus políticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), como proveedores regulares y sostenibles de fondos financieros que les permita seguir realizando su inestimable y valiosa labor?

Crowdfunding y RSC; dos conceptos que tienen a converger

Una de las alternativas que internacionalmente están desarrollándose con más fuerza son las plataformas de financiación colectiva o crowdfunding. Si bien en términos económicos su utilización es todavía residual para ámbito de las entidades sin ánimo de lucro, su crecimiento está siendo exponencial, fundamentalmente en las parcelas de inversión y préstamo. Ésta industria recaudó en los Estados Unidos en 2015 más de 17.200 Millones de dólares, siendo Europa el tercer mercado por detrás de Asia, con más de 6.400 Millones de dólares. No obstante, las diferencias entre los diferentes países europeos son muy significativas y el liderazgo recae en el Reino Unido con más del 81% de importe recaudado. España se sitúa en la zona media (52 Millones de €) lo que supone un 1% del total recaudado, si bien a lo largo de 2016 ha crecido en más de un 115% hasta alcanzar los 113 Millones de euros, como puede verse en la siguiente infografía.

Infografía Estadísticas Crowdfunding

El análisis de las cuantías por tipología de plataforma determina que hasta la fecha son las plataformas de préstamos las que canalizan la mayor parte de los recursos (25.100 M$) frente al resto, pero son las plataformas de donaciones las que se sitúan en segundo lugar con más de 2.850M $. Por el contrario, en el caso español de los 113 Millones de euros recaudados en 2016 sólo 4,3 Millones fueron destinados a plataformas de donación, lo que supone que el 85% de la recaudación se gestionó a través del crowdfunding de préstamo y de inversión.

La pregunta que surge y motiva este post, ¿es el crowdfunding una alternativa viable para la financiación de las organizaciones del tercer sector? La respuesta, al menos para mi, es clara. Si, sin duda, pero con cambios. Con cambios significativos y sustanciales.

Crowdfunding para donaciones

Las plataformas de donación que actualmente operan en España cuentan con tres características básicas: (i) se enfocan, por el lado de la obtención de recursos,  fundamentalmente en el individuo y por lo tanto en las microdonaciones, (ii) presentan una elevada heterogeneidad de organizaciones, causas y proyectos, incluso, algunas de ellas, incluyen aportaciones dinerarias y de otros recursos y (iii) buscan la obtención de fondos para las organizaciones en lugar de hacerlo para sus proyectos. Ninguna de las plataformas  existentes se enfoca de forma mayoritaria a las empresas aprovechando por lo tanto las ventajas de las políticas de RSC – hoy más cercanas a la imagen que a la creación de valor social pero todo llegará- y, en segundo lugar y lo más importante, no cuentan con un sistema de información completo al donante sobre el devenir de los proyectos, no sólo antes de su ejecución sino durante el mismo y a su finalización. No aprovechan la potencia informativa que tendría sobre los donantes la medición de impacto de los proyectos (y por lo tanto de las donaciones) con las métricas aceptadas internacionalmente.

Hagamos una analogía financiera para exponer este último punto. Quizá usted cuente con un fondo de pensiones y destina a él, con alguna periodicidad, una cantidad de dinero. ¿Recibe con posterioridad, al menos de forma trimestral o anual, un informe sobre las inversiones, sobre la composición de su cartera, sobre la rentabilidad conseguida (impacto)? ¿Por qué no tratar al donante de esa misma manera, tanto si es individuo como empresa, si son los financiadores de los proyectos?¿No permitiría la aplicación de un sistema de información un mayor impacto además sobre la propia RSC de la empresa y a su vez, sobre la propia ONG/Fundación?

Fundación Vi3, cambiar el paradigma

En Fundación Vi3 asociamos el ecosistema de los proyectos de las entidades sin ánimo de lucro, el corazón de sus VIdas, a tres conceptos complementarios: RSC, finanzas y tecnología. Un pequeño grupo de locos y/o ingenuos, con larga experiencia profesional en el sistema financiero, trabajamos para crear una plataforma de crowdfunding que FVi3permita a estas organizaciones financiar sus proyectos no sólo por las aportaciones de los individuos sino además por las aportaciones de empresas con conciencia social. Pero como núcleo de la propia plataforma, aportamos una sistemática financiera – análisis – de los proyectos, buscando la cooperación y las economías de escala de los mismos para hacerlos todavía más atractivos y ofrecemos un seguimiento de esos proyectos financiados de manera que los donantes, al igual que pediría un financiador en otros ámbitos, cuentan con información clara, sistemática y recurrente sobre el destino de su donación, el impacto logrado y el devenir del proyecto. La transparencia, la credibilidad, la información continua y el seguimiento de los proyectos, constituyen nuestro corazón y conforman, a nuestro juicio, los ingredientes necesarios que deberían tener en cuenta las ONG, Fundaciones y Asociaciones sin quieren dar un paso adelante en la obtención de fondos privados destinados a la financiación de sus actividades.

Fundación Vi3 ayuda a buscar financiación para los proyectos de las entidades y no para las organizaciones en si mismas, pero ayuda a éstas a estructurar los proyectos de manera que sea entendidos por la comunidad financiera – empresas – y por donantes individuales, manteniendo a la vez una información continuada de la ejecución del proyecto. Es un independiente cuyo objetivo es analizar y certificar la realización e impacto de esos proyectos y con ello, conferir una credibilidad y transparencia que, por la influencia de indeseables que se sirven de la solidaridad de muchos para sus propios fines egoístas, ha sido y continua siendo escasa. Y para ello, nos estructuramos también como una entidad sin ánimo de lucro, como una fundación, sujetos a las mismas condiciones de información, transparencia y credibilidad que solicitamos a los proyectos para los que trabajamos.

Únete a nosotros, construye con nosotros y hagamos que esa frase de Eduardo Galeano “Mucha gente pequeña, el lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo” sea realmente cierta.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s